+57 302 339 43 19 contacto@tac.trade

¿SIEMPRE PIERDO? ¿COMO PUEDE SER?

Esta es una de las preguntas que todos los traders nos hacemos a menudo. De hecho, hay quien sostiene que si no perdemos no somos traders. Bueno, a mí me gusta diferenciar entre decir «pierdo siempre» y «NO parece que gane nunca».

Eso es bastante diferente. Vamos a analizarlo con calma.

Nuestra mente y, sobre todo, nuestro EGO está diseñado para la supervivencia. Esa incansable vocecita o diálogo interno que todos tenemos, ya sea consciente o inconscientemente.

El EGO ante las amenazas y peligros se activa y nos previene activamente. Normalmente funciona así, a la que se nos pone o presenta una dificultad ante lo que hacemos o queremos hacer, sale el EGO y nos advierte de que nos vamos a equivocar. Por ejemplo, nos puede decir algo como que: “no vamos bien”, “vamos a perder”, “lo estamos haciendo mal” o que “no sabemos lo que estamos haciendo”.

Normalmente nos lo dice en negativo, de hecho, para eso está. Y cuando llega a ese punto y además se cumple lo que el nos ha dicho, él está a sus anchas e incluso se crece y nos martiriza repitiendo una y otra vez que tenía razón. Luego se reafirma y nos puede decir cosas como:

¿Ves cómo ibas a perder?”, “Ya te dije que lo hacías mal”, “La has cagado, amigo”, “¿Para qué te has metido en esa trade?”, “¿Sabes ya lo que estás haciendo?”.

…O cosas parecidas, pero nos debe dar igual, asumiendo que nos lo está diciendo porque nos lo tiene que decir. Así de simple.

Lo más importante no es que lo diga o lo que escuchemos en ese diálogo entre ambos (yo y mi Ego), sino cómo nosotros actuamos ante esa circunstancia que nos dice y cómo podemos sacar provecho en beneficio de nuestro mejor interés sobre eso que nos acaba de pasar.

Nuestro EGO está diseñado para engañarnos y ponernos en duda.

Aparece cuando hemos salido de un espacio de control o de confort. Y de ahí que, cuando acertamos, el ego está mosqueado y normalmente no dice nada, está en silencio: pero si pasa lo contrario y perdemos algo de valor, como puede ser el dinero, ahí se recrea: nos machaca por no haberle hecho caso.

Cuando estamos en una fase de aprendizaje, y eso es muy común en el trading, por no decir algo perenne, siempre queremos ganar y encajamos muy mal el perder dinero.

Hay una certeza: vamos a perder dinero sí o sí.

Lo interesante de todo esto es que cuando sabemos que podemos perder dinero, hemos de centrarnos en ganarlo. Ahí es cuando se nos abre la puerta a la consistencia y podemos ganar más de lo que perdemos. Pero perder, vamos a perder.

Curiosamente cuando atendemos a nuestros pensamientos negativos observamos cómo estos secuestran nuestro desempeño. Si perdemos poco pero perdemos, nos parece que somos un desastre, y si ganamos poco, también pensamos que somos un desastre. A ver si nos aclaramos.

Ese diálogo hay que cambiarlo, debemos apreciar que las ganancias son igual importantes que las pérdidas y no al revés. Nos quedamos con lo negativo que es perder y no apreciamos que si hemos perdido una trade, en términos generales, nos debe faltar menos para ganar la siguiente o a la otra.

No me extenderé mucho en la gestión monetaria, puesto que eso nos traería muchas páginas para entenderlo, aunque nos comprometemos en abordarlo en otro artículo. Pero ahora debemos centrarnos que las pérdidas o trades perdedoras forman parte de la ecuación para ser exitosos en el trading.

Si hemos perdido una operación o más de una, debemos de saber que esa operación debe ir a nuestra estadística para el estudio de todas las operaciones y nada más. Es o debe ser una más, pero no la única.

Tomaremos trades negativas, pero también muchas positivas. Ese debe ser nuestro objetivo, habrá operaciones positivas y negativas. Debemos procurar que haya más positivas que negativas.

El esfuerzo debemos encarrilarlo a entender o estudiar el por qué o cómo ha llegado a ese resultado esa trade u operación. Puede servir el hecho de que si analizamos esa operación perdedora y se ha producido en cumplimiento estricto de nuestro plan de trading o de nuestra operativa, simplemente es una más y debemos analizarla con pensamiento en positivo. De lo contrario, si no ha sido cumpliendo nuestra operativa, solo entonces deberemos ver y profundizar en por qué no la hemos tomado correctamente. Pero nunca debemos flagelarnos y poner en duda todo lo que ya hemos aprendido y culpabilizarnos del resultado negativo de una de ellas.

Normalmente tenemos la sensación de que perdemos, pero me permito el lujo de ponerlo en duda. Si perdemos es por algo, luego por tanto debemos ver y estudiar porque ha pasado, pero solo si es por “culpa” nuestra.
El mercado va a hacer lo que le dé la gana, eso está claro. Pero si vemos que ha sido por un error nuestro y no cumpliendo la operativa pues toca estudiar cómo cambiarlo. Si tenemos un sistema previamente estudiado, auditado y validado con números positivos, ahora toca ponerlo en práctica.

Si lo hemos hecho bien, siguiendo nuestra operativa pero el resultado es negativo, toca anotarlo y poca cosa más. No hay que preocuparse en exceso de ese resultado negativo.

Pues hala, ya sabes, a perder para ganar.

Mucho ánimo y debes entender que perder es parte del proceso, aunque no queramos aceptarlo. Pero si perdemos poco… mucho mejor.

Fuente: Investing.com

URL: https://es.investing.com/analysis/-siempre-pierdo–200220328?ampMode=1